Campeonato de España desde dentro

Como sabreis, muchas veces Eugenio, nos describe como ha visto el la competición, desde dentro, tan distinta de como la vemos lo que estamos allí parar animar y apoyar a nuestros hijos.

Esta vez es Jordi el que se estrena como reportero dicharachero. Así lo vio Jordi:

 

El fin de semana pasado estuvimos en Pamplona para disputar el Campeonato de España de circuito Infantil y Juvenil y Copa de España Alevín. Ojo, ¡en autobús!, ahí es nada. Yo no sé el resto, pero yo no me acabo de acostumbrar a ir en bus a las competiciones, y mucho menos a un Campeonato de España.

Para mí, el primer campeonato de España desde esta perspectiva. Y cada vez te entiendo mejor, Eugenio, muchos nervios antes y durante el campeonato, peor que si tuviese que salir a todas las carreras de los/las chavales/las. Aunque sé que tengo a los mejores detrás, padres, madres y entrenador.

Encarna, siento mucho tener que decirte esto, pero hay ciertas ocasiones que escapan a tus preciados/as informadores/as. Y es que resulta que el sábado por la noche, después de la cena no nos fuimos corriendo a dormir. Tuvimos una reunión de todos los corredores en una de las habitaciones del hotel, para compartir impresiones sobre las carreras. Ya puedes imaginarte la que se montó allí, suerte que toda la planta del hotel era nuestra. Obviamente, lo que se habló allí no puede llegar a oídos de los padres.

La verdad es que estamos muy contentos de la imagen que dieron los corredores y corredoras. Todo el equipazo juvenil femenino combatiendo con las mejores de España y llegando a lo más alto. Los dos alevines finalistas del 1.000, y dominando la categoría. Las alevines cada vez más arriba y más competitivas. Las chicas infantiles, con un nivel muy bueno, metiéndose hasta las semifinales del 500 y corriendo con cabeza y sin miedo. O Javi, dejando atrás sus inseguridades y dándolo todo en los 3000 puntos hasta morir.

Pero si este campeonato ha sido especial, no ha sido solo por los resultados, ni si quiera por salir primeros en el medallero. Aquello que valoramos mucho ha sido la implicación de todos los corredores y corredoras, que han estado a la altura de un campeonato de esta importancia, y para muchos siendo su primer Campeonato de España. Tanto dentro como fuera de la pista, en las comidas, entre competiciones, horas de descanso, etc. Se han esforzado por seguir nuestras indicaciones y por dar todo y lo mejor de ellos. El ambiente de equipo ha sido fantástico, tanto padres y madres como corredores y corredoras disfrutaron con todas las carreras y celebraron como suyas todas y cada una de las victorias (que hubo muchas, no solo las 5 medallas).

Cierto es que me vengo arriba escribiendo sobre los chicos y chicas, pero no solo ha sido impresión nuestra, desde dentro. Sino que esta buena imagen también se ha percibido desde fuera, y muestra de ello son los muchos elogios que hemos recibido por el buen nivel del equipo. Desde Manolo, hasta compañeros de pelotón Senior, pasando por entrenadores y padres de corredores/as de otros clubes, nos han felicitado por la estupenda cantera que tenemos y por el campeonato en general.

Nosotros estamos muy satisfechos, y creemos que ellos y ellas deberían de estarlo también. Esperamos que les sirva de motivación para seguir trabajando y como lección: con esfuerzo y constancia pueden superarse año tras año.

Una vez más, enhorabuena a todos por el campeonato. Estoy encantado de poder aportar mi granito de arena a este equipo.

Jordi.

Eugenio, también queria comentar un poquito mas:

No puedo añadir nada mas a lo que ha dicho Jordi, ni decirlo mejor. Tan solo darle la enhorabuena por lo bien que dirigió a sus corredeores y la tranquilidad con la que transmitia las ordenes, lo que se contagió dando como resultado unas grandes carreras en las que se les vió muy tranquilos y concentrados, creo que Jordi va a ser un gran entrenador.

Eugenio.

¿A que tenemos los mejores entrenadores del mundo mundial? Muchas gracias a los dos.

Campeonato de España

¿Hay mejor manera de empezar un fin de semana que madrugar para estar a las 7 en la pista? Pues eso es lo que hicimos este pasado sábado. A las 7 tenía que salir el autobús y como siempre hay alguien que llega tarde ¿Eugenio? ¡¡No!! Llegó puntual, incluso antes que muchos. Esta vez fue Jordi. Se ve que eso es un gen, que muta cuando eres entrenador, así que llegó por los pelos, que el autobús ya había arrancado, y nos tocó esperarle, por lo tanto ¡¡aplausos a Jordi!!

Por delante teníamos un largo trayecto de poco mas o menos 7 horas. Eso da para muchas rotondas. Habían las que se llevaban un cojín de esos molones para el cuello, las habían que se llevaban los libros para estudiar que estamos en la recta final de curso, quien leía, quien escuchaba música. Hubo un momento en que un tufillo misterioso recorrió el autobús. Nadie tenia las manos rojas y no hubo voluntarios para oler culillos. (Tengo que buscar corresponsales que se tomen mas en serio su trabajo) :(

Cuando ya nos estábamos acercando a Pamplona, y después de unas paradas de descanso, nos manteníamos en contacto mediante un moderno sistema de comunicación con el resto de la expedición que se desplazaba en coche. Que si estamos ya llegando, que ¿donde estais? ¡que hay hambre!. Que si estamos a 80 km. Que si nosotros a 96. ¡Decidido! paramos a 20 km de Pamplona a comer, que en nada empiezan las carreras.

¿Que podemos decir de las carreras? Yo que no fuí, y me lo iban pasando por whatsapp, estaba superogullosa del CDT. Como carrera tras carrera, se clasificaban corredores de nuestro equipo. Después de unos pequeños lios, como que en una de las carreras, no habían pitado el final de carrera, y las niñas no sabían si habían terminado o no, o como que la meta se deshinchara y los niños tuvieran que esquivarla en el último momento pasando por abajo, como en una gincana, no había mejor manera de terminar la tarde que con ¡¡dos medallas de oro!! Manel en los 2000 eliminación, en la categoría alevín, y Marta en los 10000 eliminación, en la categoría juvenil.

IMG-20140531-WA0007

Cuando yo estaba por la noche en casa,  me pareció oir un trueno y pensaba que al día siguiente no podríamos hacer la maratón en el puerto, resulto que era la ovación que les daban en el autobús a Manel y Marta XD .

Llegamos al hotel y cuando nos dieron las habitaciones, nos portamos muy formalitos y no se notaba que estabamos allí. Hablabamos con un metodo de comunicación de última generación, de habitación a habitaciónSin título-1 copia

Tras relajarnos un poco, todos a cenar. Después del pollo con patatas, Manel reclamaba un trozo de tarta como derecho por ser campeón de España, pero el pobre se quedó con las ganas. Se ve que en el hotel, ven muchos campeones de España todos los días, porque si no,  no me explico. Después todo el mundo a dormir prontito, que había que madrugar y estar fresquitos para afrontar la segunda jornada.

Luego de disfrutar de un buen desayuno, todos a la pista, y mientras se hacía la hora de las carreras, aprovechamos algunos papis, para haciéndonos la ilusión de que era un mes mas tarde, y sin ir de blanco, recorrernos en una pequeñísima ruta turística. La calle Estafeta y poco mas, como si estuviéramos en San Fermín.

Las carreras del domingo no estuvieron menos emocionantes que las del sábado. Esta vez no conseguimos dos medallas ¡¡conseguimos tres!!. Manel oro en 1000 m linea, y Marta, plata en 1000 sprint, y otra plata en 5000 puntos. ¡¡Que corra el cava!! Para los padres, por supuesto. Con una sonrisa que nos llegaba a todos de oreja a oreja, nos fuimos al centro comercial a comernos una buena hamburguesa que nos la habíamos ganado, nada de pasta.

Después y sin dejarnos a nadie en el suelo, rumbo a Valencia. Como ya estábamos cansados y el viaje se nos hacía pesadito, nuestro chofer molón, nos puso música, y luces de colores, asi que estábamos en una ¡¡disco móvil!! y nunca mejor dicho :D

10334351_630971066989402_2584817437058102769_n

En resumen, fue un buen campeonato para el patinaje valenciano, ya que aparte de nuestras medallas, la Comunidad Valencia, también se trajo la medalla de oro que consiguió Inés Luna, del Yovima, en la contrarreloj, y la medalla de bronce que consiguió Claudia Batalla del Club Patí Castalia, en 2000 puntuación. Enhorabuena a todos. Corredores, entrenadores, padres, chófer y a una misma, que hace las crónicas con toda la ilusión del mundo. XD

10388656_630975830322259_3223622646207993587_n